Dietas alcalinas y salud bucodental

Las emociones y los trastornos dentales
28th November 2017
¿Cuándo cambiar los cepillos dentales?
14th May 2018

Dietas alcalinas y salud bucodental

Todo lo que nos rodea tiene un determinado nivel de acidez/alcalinidad, que se mide en una escala de PH: De 0-6 como ácidos, 7 como neutros y de 8-14 como alcalinos. Los alimentos que consumimos diariamente, tienen un efecto muy grande en la salud bucodental y general. Un entorno ácido es un caldo de cultivo de bacterias, enfermedades y caries, y es el principal culpable de la inflamación crónica, uno de los factores destacados que contribuyen a muchos problemas de salud.
La investigación médica, demuestra que algunas enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas e incluso el cancer, están relacionadas con una dieta muy ácida. Demasiado ácido desgasta el esmalte (la capa dura, blanca y externa de cada diente) y es malo para la sensibilidad dental, las cavidades y la esperanza de vida de cada diente.
BENEFICIOS DE UNA DIETA ALCALINA PARA LA SALUD BUCAL: Una dieta alcalina contendrá principalmente alimentos con un pH superior a 7. Alimentarnos con una dieta alcalina, puede contrarrestar los efectos de la acidez. El cuerpo tiene grandes procesos naturales para equilibrar el pH interno, pero podemos aliviar el estrés en estos sistemas al comer alimentos menos ácidos y más alcalinos. Una dieta alcalina tiene como objetivo apoyar sus sistemas de órganos internos y la función general del cuerpo. Demasiado ácido en el cuerpo puede afectar al calcio, lo cual es perjudicial para los huesos, y esto incluye a los dientes.
ALIMENTOS ALCALINOS DE LA DIETA: Generalmente son alimentos crudos y no procesados: Verduras, ensaladas, frutas, nueces y semillas de hoja verde frescas. Verduras frescas: brócoli, col, apio, pepino, escarola, ajo, hierbas, col rizada, perejil, brotes, espinacas. Frutas frescas: aguacate, coco, pomelo, limón, lima, granada, ruibarbo, tomate. Frijoles, lentejas, quinua. Aceites y grasas: lino, cáñamo, aguacate, aceituna, onagra, borraja. Nueces y semillas, almendras, trigo sarraceno, semillas de comino, semillas de hinojo, semillas de cáñamo, semillas de sésamo. Hummus, tahini.
Los alimentos ácidos que se deben evitar incluyen: Azúcar, lácteos, carnes, grasas saturadas, alimentos procesados, etc.
Recordemos entonces, que una dieta alcalina puede ser la solución para mantener el necesario equilibrio en nuestro organismo y nos va a ayudar a proteger los dientes y la salud bucal.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.