Métodos > Antroposófico

Tiene como objetivo ampliar la visión de la odontología tradicional, observando al ser humano tanto en su organización física y funcional como también en su organización anímica y espiritual.

La salud y la enfermedad dependerán de la unión armónica o perturbada de estos cuatro niveles organizativos, físico, funcional, anímico y espiritual. Por ello uno de los factores importantes en la terapéutica antroposófica será estimular las fuerzas autocurativas inherentes en el ser humano. Fortaleciendo las fuerzas siguientes:

  • Fuerzas espirituales.
  • Fuerzas anímicas.
  • Fuerzas vitales.
  • Fuerzas físicas.

Para realizarlo requiere una actividad que es estimulada por el Yo, el núcleo del ser y que es potenciada por el cuerpo mediante las fuerzas anímicas (pensar, sentir y voluntad). Es decir, el Yo tiene la idea, el alma la quiere realizar y el cuerpo la realiza por medio de sus fuerzas vitales y físicas.

La boca es la puerta de entrada al interior del ser humano, los dientes como órganos formadores de la palabra se ubican en el extremo inferior de la parte superior pensante del cuerpo humano, así también es el ingreso a la parte metabólica, aquí se efectúan los primeros eslabones de la cadena digestiva, en la cual incorporamos las sustancias. Nuestros dientes son la primera línea de de defensa del Yo.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.