Las coronas y los puentes fijos son libres de metal: Las cerámicas, consiguen que la luz se refleje de forma similar a los dientes, confiriendo a las prótesis un aspecto natural, eliminando los bordes grisáceos, a nivel de  la encía, que afectan negativamente la estética. El peso de las prótesis, es más parecido al de las estructuras que reemplaza, a diferencia de los metales; y la naturaleza de su composición, no es potencialmente tóxica ni nociva para la salud.

Es la opción de tratamiento para aquellos dientes muy destruidos, o con grandes restauraciones en mal estado, endodoncias; fracturas, o sencillamente para el reemplazo de dientes perdidos.

Para reponer dientes perdidos con este tratamiento, tenemos que desgastar ligeramente los dientes vecinos, cuya estructura servirá de soporte al diente que reemplazan; de ahí su nombre de “puente”.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.